martes, 30 de septiembre de 2014

Top Ten Tuesday: Libros que me resultaron difíciles de leer

Siempre había querido añadir esta sección al blog, creo que es muy interesante. Si no la hice antes, es porque pensaba que la mayoría armaba la entrada el mismo día en que salía la "consigna"; bueno, resulta que no.




Bien, empecemos.

Malinche, de Laura Esquivel: odie este libro. Fue una lectura obligatoria de la escuela. Aunque tiene menos de 200 páginas, y a pesar de que trataba de encontrarle la vuelta a la historia, simplemente no pude. Sí que terminé de leerlo, pero fue un auténtico suplicio.








Soldados de Salamina, de Javier Cercas: este libro directamente no lo terminé. Tenía que leerlo entero para la facultad, pero simplemente NO PUDE. Terminé buscándome un resumen/análisis y ya está, con eso me sirvió para aprobar (y con una muy buena nota lol). No me enorgullece no haber podido terminarlo, pero si lo leyesen entenderían lo pedante que es.








El retrato de Dorian Gray, de Oscar Wilde: ojo, este libro no es que no me guste. Pero recuerdo que cuando lo leí, me resultó un poquitín complicado de entender, y también fue complicado seguir el hilo de las ideas, que en muchos casos eran monólogos que ocupaban páginas enteras. Conste que lo leí a los 13 años, edad a la que yo considero estaba recién dando mis primeros pasos en lo que luego sería mi adicción a la lectura. Para mí, cuando lo leí era muy joven, y era uno de los primeros libros realmente complejos que me disponía a leer, por eso me resultó difícil.





Harry Potter y las Reliquias de la Muerte, de J.K Rowling: no, no fue pesado en absoluto. No, tampoco lo dejé, ¿quién en su sano juicio podría abandonar la saga en el último libro? Fue difícil leerlo porque sabía que ese libro cerraba una etapa muy importante en mi vida lectora. Yo no fui de esas personas que esperaban ansiosas los libros, empecé la saga una vez terminó, pero eso no me salvó de la intriga y la ansiedad que te producen, y de lo encantada que queda una al sumergirse en un mundo tan pero tan bien pensado como el de HP. Aunque la lectura de los 7 libros fue una etapa relativamente corta, igual la considero una etapa importantísima, porque hay muy pocas historias que ame tanto y que me produzcan tantos sentimientos de toda clase como lo hace Harry Potter.


Amanecer, de Stephenie Meyer: Crepúsculo me encantó; Luna Nueva me gustó bastante; Eclipse me gustó muchísimo; pero Amanecer... sinceramente, no veía la hora de terminarlo. Y cuando leés un libro y querés terminarlo, y no porque querés saber el final, no porque te intriga, sino porque te está aburriendo un montón, eso, señores, eso no es una buena señal. De todos modos lo terminé, pero lamentablemente, cerró la saga dejándome un gusto amargo.







Mi planta de naranja-lima, de José Mauro de Vasconcelos: este es posiblemente el libro que más releí en mi vida. Es una historia tan, tan tierna, pero también tan, TAN triste, que siempre que la leo, a pesar de que lo hago porque la adoro, es muy difícil hacerlo. No importa cuántas veces la lea, que Zezé se gane tu corazón con sus diabluras y su inocencia para que después la vida le arrebate esa inocencia y sus poquitos instantes de felicidad es simplemente muy difícil de leer para mí. Como si fuese poco, si bien esta historia tiene su pequeña cuota de ficción, lo cierto es que es una especie de novela autobiográfica. Así, pensar que la misma persona que estaba escribiendo ese libro también sintió esas cosas y tuvo que pasar por tantas desgracias en su vida me provoca una especie de inquietud en el alma. Sí, así de apegada estoy a esta historia. De más está decir que recomiendo leerla a todo aquel que busque un libro lacrimógeno y tierno como pocos.


La cabaña del Tío Tom, de Harriet Beecher Stowe: realmente no recuerdo mucho de este libro. Pero sí recuerdo que lo leí más o menos cuando tenía 8 años. Era mi primer acercamiento a un libro que tratase un tema como el de la esclavitud. Hay una escena en la que a un hombre negro (no recuerdo si era a Tom) le clavaban un alfiler en el muslo, se lo hundían hasta que sólo se veía la cabecita del alfiler. Obviamente que esa escena me dio muchísima impresión en su momento, sino no la recordaría más de diez años después. Es gracioso porque a lo largo de los años he leído libros con escenas aún más inquietantes que esta, y además, lo cierto es que no recuerdo prácticamente nada de este libro salvo esa escena. Sí recuerdo que me gustó, y sinceramente espero poder releerlo en un futuro no muy lejano, para ver la historia desde otra perspectiva.


La casa de los espíritus, de Isabel Allende: el libro es un poco pesado. Un poco bastante a mi parecer, pero eso no le quita que sea una excelente novela. Si es una de las obras más conocidas de la autora, se lo tiene bien merecido. ¿Y por qué está en el top ten? Bueno, este libro me lo dieron para leer en la escuela cuando yo me encontraba en mi etapa de lectura de libros casi casi exclusivamente juvenil, así que no me agradaba mucho la idea de tener que leer esta clase de novelas con tanta carga histórica. Si hay algo que les puedo asegurar es que Allende no escatima en detalles en este libro; no tiene problema en describirte las escenas de sexo, violaciones, muertes y torturas con un importante despliegue de palabras que sirven para que te hagas una sólida imagen mental de la escena. Tampoco es que me haya resultado imposible de terminar, de hecho una vez que más o menos sabía qué clases de escenas esperarme del libro ya no me impresionaba tanto, pero al principio sí fue bastante chocante.



Damon: el retorno, de L.J Smith: esta saga nunca fue de lo mejor que leí, pero hasta el cuarto libro admito que me resultó muy entretenida. El problema llegó con este libro, el 5to de la saga. Si bien es más largo que los anteriores, nunca creí que la historia podría dar un giro tan radical en el mal sentido, porque además de que se hizo interminable, sencillamente NADA encajaba, la autora se sacó una historia casi nueva en su totalidad de la manga, que la verdad al menos a mí no me gustó para nada. Seguí leyendo la saga porque ya sólo me quedaban dos libros, y afortunadamente no me arrepiento de haberlo hecho, porque el 6to me encantó y el 7mo estuvo dentro de todo bastante bien, a pesar del ya mencionado giro argumental tan wtf con el que salió la autora. Por cierto, sé que la saga tiene más libros, pero aún me estoy pensando si leerlos en inglés o no.


Wunderkind: una reluciente moneda de plata, de G.L Andrea: mientras leía esta historia me sentía casi una analfabeta total. De vez en cuando, al leer un libro, nos encontramos con alguna que otra palabra desconocida, pero con este fue demasiado. Cada dos por tres me encontraba con alguna palabra rara que ni siquiera podía deducir más o menos por el contexto, lo que me obligaba a dejar el libro de lado y agarrar un diccionario. Dentro del libro recuerdo haber dejado una lista con las definiciones de esas palabras.






Bien, eso fue todo. Seguro que hay algún otro libro por ahí que merecería entrar en la lista, pero al menos ahora mismo no lo recuerdo. ¿Leyeron alguno de estos libros? ¿Qué libros les resultaron difíciles de leer a ustedes? ^^

Besotes ^^

7 comentarios:

  1. Yo no pude terminar amanecer xDDDDDD que tortura! es de los pocos libros que he abandonado

    ResponderEliminar
  2. Me pasó lo mismo con el Retrato de Dorian Gray, era muy complicado seguir la trama! Aunque en general el libro me gustó, no creo que lo volvería a leer porque se me secaba el cerebro con tanto monologo como dices tú jajaja.
    Lloro por las reliquias OTL
    Que bien que te uniste al TTT :3 Yo acabo también de hacer esta misma consigna, por si quieres pasar a ver ^^
    Besos<3

    ResponderEliminar
  3. Hola!! Las reliquias de la muerte, me costo leerlo por las mismas razones, aunque eso no impidió que lo devorara. Yo si tuve que esperar muy ansiosa la llegada de los libros a partir del 4º
    Besos!

    ResponderEliminar
  4. Hola!
    De estos leí Dorian, HP, Amanecer y mi planta de naranja lima.
    Dorian es mi libro favorito en el mundo y será que lo leí en el momento indicado porque lo amé y amé al autor... Oscarcito rocks!
    El HP fue difícil de leer porque era el último y pasaban muchas cosas y se mueren tantos personajes. Creo que el golpe más duro de ese libro (y eso que amo a Snape) fue lo de Dobby, quién puede ser tan malvado de matar a un ser tan tierno como Dobby!
    Ya ni me acuerdo mi experiencia con Amanecer. Y tampoco me acuerdo de la historia de mi planta de naranja lima, relectura obligatoria.
    Me diste ganas de leer la cabaña del tío Tom y la casa de los espirítus!

    Que andes bien,

    ResponderEliminar
  5. Coincidimos con Las reliquias de la muerte y con Crónicas vampíricas. ^^
    La verdad es que de la saga de Crónicas vampíricas me leí los 4 primeros y los dejé porque no había por donde cogerlos...
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola! Bueno, yo tengo abandonado a Dorian Gray, pero ya le voy a dar una segunda oportunidad... muy de acuerdo con vos con Mi Planta de Naranja Lima. Ahora porque tengo libros para leer, pero antes me la pasaba releyendo esa historia y llorando SIEMPRE en la misma parte, es que me choca tanto... pero tengo que admitir que no lo leo completo, hay escenas que me resultaron tan tristes que no quiero recordarlas. Me llamo mucho la atención la tematica de Allende. En fin, un saludo!

    ResponderEliminar
  7. La casa de los espíritus se me hizo muy lento
    un beso

    ResponderEliminar