jueves, 23 de enero de 2014

Última lectura: El Hobbit - J.R.R Tolkien

Autor: J.R.R Tolkien
Saga: No, pero es una precuela de El Señor de los Anillos.
Editorial: Minotauro
ISBN: 9788445000656
Formato: tapa blanda


Sinopsis:

Smaug parecía profundamente dormido cuando Bilbo espió una vez más desde la entrada. ¡Pero fingía! ¡Estaba vigilando la entrada del túnel!... Sacado de su cómodo agujero-hobbit por Gandalf y una banda de enanos, Bilbo se encuentra de pronto en medio de una conspiración que pretende apoderarse del tesoro de Smaug el Magnífico, un enorme y muy peligroso dragón...





Opinión personal:


Por años las historias, leyendas y aventuras acontecidas en la Tierra Media llamaban mi atención, así como todo el universo de Tolkien en general. Pero prácticamente, de tanto leer el mismo comentario reiteradas veces, casi que se me había grabado a fuego en la mente que los libros de este señor eran densos, pesados, difíciles de leer y plagados de descripciones milimétricamente precisas que hacían de sus libros todo un desafío, incluso para los lectores más expertos. Y era básicamente eso lo que me alejaba y me retenía cada vez que pensaba en leer algo del autor. Pero de a poquito fui juntando el valor para sumergirme en las páginas de alguna de sus historias. Al principio compré algunos de sus libros; y hace poco, gracias a una lectura conjunta finalmente me animé a leer su primera novela: El Hobbit.

En un agujero en el suelo, vivía un hobbit. No un agujero húmedo, sucio, repugnante, con restos de gusanos y olor a fango, ni tampoco un agujero seco, desnudo y arenoso, sin nada en que sentarse o que comer: era un agujero-hobbit, y eso significa comodidad.

Bilbo Bolsón es un hobbit: una criatura pequeña que gusta vivir apaciblemente en su agujero-hobbit, comer y hacer anillos de humo. Su vida siempre fue tranquila, hasta que un día el famoso mago Gandalf hace acto de presencia frente a él. Lo cierto es que no es casualidad que esté allí. Gandalf tiene una interesante propuesta para Bilbo: una aventura.

Hace muchos años, la codicia de un enano llevó a que Smaug, un dragón impresionante y malvado como pocos, se sintiese atraído por las riquezas que aquel enano, el Rey, guardaba en la montaña. Esa codicia no sólo atrajo a Smaug, sino que significó la caída del pueblo de los enanos, condenando a éstos a desperdigarse y vivir como nómadas en la Tierra Media. Pero Thorin Escudo de Roble, junto con la compañía de Bifur, Bofur, Bombur, Balin, Fíli y Kíli y otros seis enanos y Gandalf están dispuestos a emprender un largo y peligroso viaje hacia la Erebor para acabar con Smaug y así recuperar el tesoro y las tierras de los enanos.

Este hobbit era un hobbit acomodado, y se apellidaba Bolsón. Los Bolsón habían vivido en las cercanías de La Colina desde hacía muchísimo tiempo, y la gente los consideraba muy respetables, no sólo porque casi todos eran ricos, sino también porque nunca tenían ninguna aventura ni hacían algo inesperado: uno podía saber lo que diría un Bolsón acerca de cualquier asunto sin necesidad de preguntárselo. Esta es la historia de cómo un Bolsón tuvo una aventura, y se encontró a sí mismo haciendo y diciendo cosas por completo inesperadas. Podría haber perdido el respeto de los vecinos, pero ganó... Bueno, ya veréis si al final ganó algo.
Lo que les falta es una pieza clave: un saqueador, alguien capaz de moverse sigilosamente, que sea valiente y e inteligente. Y Gandalf lo ha elegido a él, a Bilbo. Aunque el pequeño hobbit, según cree él mismo, no parezca contar con casi ninguno de los atributos necesarios para lo que se proponen los enanos, Gandalf cree ciegamente en él. Depende de Bilbo demostrar si está en lo cierto.

Ya hacia un tiempito que no me sumergía en una historia como esta, con un mundo fantástico tan rico, unos personajes entrañables y simpáticos y una historia tan mágica. Me da gusto haber dejado mis prejuicios de lado, porque aunque el libro es un poquitín ligeramente denso con las descripciones, ni de lejos es tan terrible como algunos pintaban a sus obras (aunque tal vez esto se atribuya al hecho de que es un libro que Tolkien le escribió a sus hijos pequeños, por lo que prefiero no decir nada de sus otros libros).

Básicamente la historia va de el grupo de trece enanos, Gandalf y Bilbo, quienes deberán emprender una larga travesía y enfrentarse a diversos obstáculos tales como trolls, huargos, trasgos, bosques encantados, el oscuro interior de montañas tenebrosas, acertijos y, como no, el increíble Smaug.

Bilbo se encontró corriendo en círculos (así lo creía) y llamando y llamando: —Dori, Nori, Ori, Óin, Glóin, Fíli, Kili, Bombur, Bifur, Balin, Dwalin, Thorin Escudo de Roble —mientras gentes que ni podía ver ni sentir hacían lo mismo alrededor, lanzando algún ocasional —¡Bilbo! —Pero los gritos de los otros fueron haciéndose más lejanos y débiles, y aunque al cabo de un rato le pareció que se habían transformado en aullidos y distantes llamadas de socorro, todos los sonidos murieron al fin, y Bilbo se quedó sólo en una oscuridad y un silencio completos.

En cuanto a los personajes, Bilbo puede que sea el más pequeñito de todos, pero sin lugar a dudas cuenta con una astucia impresionante y una valentía como pocos. Será él el que más de una vez saque de apuro a los enanos, que a veces serán un poco tercos y rudos con el pobre hobbit (aunque luego llegarán a respetarlo al demostrar de lo que es capaz).

Gandalf. Siempre con un haz bajo la manga y con una bohemia manera de saber lo que hace. A pesar de que estuvo presente en gran parte de esta aventura, aún así sigue siendo un personaje muy misterioso pero tan amigable e inteligente que es imposible no sentir empatía por él.
"Soy como un saqueador que no puede escapar, y ha de seguir saqueando miserablemente la misma casa, día tras día" pensaba. "¡Esta es la parte más monótona y gris de una desdichada, fatigosa, e incómoda aventura! ¡Desearía estar de vuelta en mi agujero—hobbit junto a mi propio fuego, y a la luz de la lámpara!" A menudo deseaba también enviar un mensaje de socorro al mago, pero aquello, desde luego, era del todo imposible; y pronto comprendió que si algo podía hacerse, tendría que hacerlo él mismo, solo y sin ayuda.

Y los enanos. Apenas un grupo de trece enanos dispuestos a enfrentarse a un dragón que acabó con un pueblo entero de ellos. Pero las ansias de recuperar el tesoro que les pertenece y su hogar es razón suficiente para emprender esta peligrosa aventura.

Como el libro no es muy largo, no me atrevo a hablar mucho más de él. Lo que sí, lo recomiendo ampliamente; disfruté muchísimo su lectura y no quería terminarlo, porque me resultó muy fácil meterme de lleno en el mundo de Tolkien con sus elfos, canciones, Beorn y tantos otros personajes, además de que el viaje que emprenden Gandalf, los enanos y su saqueador es de aquellas historias que sacan el lado más aventurero de cualquier aficionado a las historias de fantasía épica o los que disfrutan de mundos fantásticos detallados.






¿Lo leyeron? ¿Tienen pensado leerlo? ¿Vieron las películas (no muy fieles que digamos, pero entretenidas de todos modos)? ^^

Saludos ^^

13 comentarios:

  1. Hola!! Hasta el día de hoy no logro descifrar los motivos por lo cual nunca haya leido estos libros ni vistos sus peliculas!! Pero creo que no termina de llamarme suficiente la atención, apesar de sus buenas criticas!! Aunque talves deba darle una oportunidad antes de cerrarme de todo a esta lectura!!
    Con Cariño: http://myaudacitytolive.blogspot.com.ar/

    ResponderEliminar
  2. Hola! Lo comence a leer, pero después sacaron las peliculas y decidi verlas. Aun asi tengo ganas de leerlo.
    Besos :)

    ResponderEliminar
  3. Es precioso, no me terminó de gustar la parte del dragón pero de resto me encantó!

    ResponderEliminar
  4. Recién me compre el libro, espero me guste igual que a ti.
    Saludos Infinitos.

    ResponderEliminar
  5. A mí igual me gusto y me dejo con muchas ganas de leer la serie de El Señor De Los Anillos n.n
    Besos!

    ResponderEliminar
  6. Aun no leo nada de Tolkien, solo he visto las peliculas pero si tengo muchas ganas de leerlos.
    saludos!

    ResponderEliminar
  7. Me lo compré cuando salió con La Nación, pero no lo voy a leer ahora porque es muy otoño y no me nace (?) pero lo estuve ojeando y no parece tan pesado como dicen xD

    ResponderEliminar
  8. Debo admitir que no leí NADA de Tolkien... Juro que no me termina de llamar, pero creo que voy a leerlos en algún momento, simplemente para tener una opinión fundamente de si me gusta o no.

    Saludos, nos leemos :)

    Leo - http://sueniosypalabras.blogspot.com.ar/

    ResponderEliminar
  9. Compré este y el primero de El señor de los anillos por La Nación, y estoy leyendo El hobbit desde hace como 20 días... no lo puedo terminar. Me resulta muy denso, por más que me divierta ;; pero qué bueno que te haya gustado :3

    Un beso ♥

    ResponderEliminar
  10. Hola linda! :)
    Me alegra que te hayas animado a leerlo y te gustara ^^ Yo también le tengo ganas, y como lo tiene mi hermana puede que lo lea pronto.

    Besos :3

    ResponderEliminar
  11. Hola! Yo también disfrute mucho con la lectura de este libro, lo leí por primera vez hace 12 años y desde entonces lo relei un par de veces. Vi las dos películas, y la ultima se me hizo larga.
    Un beso!!

    ResponderEliminar
  12. Lo leí hace muchos años, y creo que debería volver a leerlo. En su momento, me resultó un poco pesado, pero creo que los libros de El señor de los anillos son más pesados, pero eso no implica que uno no pueda disfrutar de su lectura, pues yo disfruté muchísimo de ellos y es un mundo obligado para todo amante de la fantasía.
    Con respecto a las películas, la primera me gustó bastante, pero la segunda me resultó aburrida en gran parte y no le encontré mucho sentido. Vamos a ver qué hacen con la tercera.
    Besos.

    ResponderEliminar