martes, 20 de diciembre de 2011

Última Lectura: Los Ojos del Perro Siberiano - Antonio Santa Ana

Título: Los Ojos del Perro Siberiano
Autora: Antonio Santa Ana
Saga: No.
Editorial: Norma (Zona Libre)
ISBN: 958-04-4391-2
Formato: tapa blanda con solapas



Contraportada:


Nos quedamos un rato en silencio, envueltos en el perfume de las hierbas. Hasta que le pregunte. 
-¿Por qué nunca hablamos de Ezequiel? 
Apoyó las cosas en el piso con mucha calma. Estiro su mano como para acariciarme. Me miro. Bajo la mano. Luego la vista y dijo en un susurro: 
-Hay cosas de las que es mejor no hablar.




Opinión personal:


Cuando abrí este libro y leí la primera página, pensé que me iba a encontrar con una historia interesante. Pero me encontré con más que eso: una historia que pasó directamente a ser una de mis favoritas.

En este corto librito de apenas unas 136 páginas, nos topamos con el narrador (lo voy a llamar así, ya que en ningún momento se dice su nombre), un hombre que nos cuenta cómo cambió su vida y la relación con su hermano mayor se hizo más fuerte a partir de que éste contrajo una enfermedad tan grave como lo es el SIDA.

Al no estar Ezequiel en casa, yo gané un gran espacio, pero no por presencia propia, sino por su ausencia.Mis padres pensaban que ya que se habían equivocado con mi hermano, no cometerían esos mismos errores conmigo.

Al narrador en un principio se lo muestra como un chico que siempre se sintió eclipsado por los logros de su hermano mayor, Ezequiel, quien siempre fue el orgullo de su padre, y su favorito. Es por ese motivo que al narrador no le importa cuando un día, Ezequiel, a sus 18 años, se va de su casa, y no vuelve a saber mucho de él, salvo por algunas contadas ocasiones en las que escucha a sus padres conversando a escondidas.

Pero muy en el fondo de él surge una semillita de que "esto no es como hubiese querido".

-La gente no entiende nunca al que es diferente. En una época los metían en manicomios, en otras en campos de concentración -suspiró-. La gente le tiene miedo a lo que no entiende. Si la sociedad margina a los que son diferentes, qué destino puede tener un perro que tiene las orejas un poco más grandes.

Sin embargo, al tiempo que sus padres hacen todo lo posible por convertirlo en un hijo ejemplar (tal como solía ser Ezequiel), empieza a preguntarse el porqué del "exilio" de su hermano. ¿Qué es lo que hizo para que hasta su propio padre lo echase de la casa? Así es como narrador decide investigar por su propia cuenta, y se topa con una realidad de la que no quisiera formar parte. En un principio, porque al igual que sus padres, piensa que es inconcebible y vergonzoso tener un familiar en dicha situación, y se preocupa por el "qué dirán". Luego, porque de un modo u otro, se llega a formar una unión tan fuerte entre ellos, que el mismo narrador vivirá las penurias y la discriminación a las que se enfrenta se hermano, además de que se verá obligado a ver con sus propios ojos cómo la enfermedad va deteriorando la salud de éste poco a poco.

-Uno de los motivos porque quiero tanto a este perro es por sus ojos. Desde que estoy enfermo la gente me mira de distintas maneras. En los ojos de algunos veo temor, en los de otros intolerancia. En los de la abuela veo lástima. En los de papá enojo y vergüenza. En los de mamá miedo y reproche. En tus ojos curiosidad y misterio, a menos que creas que mi enfermedad no tiene nada que ver con que estemos juntos en este momento. Los únicos ojos que me miran igual, en los únicos ojos que me veo como soy, no importa si estoy sano o enfermo, es en los ojos de mi perro. En los ojos de Sacha.


El autor, en tan pocas páginas, nos muestra cómo una situación tan delicada como tener un familiar con SIDA, puede reforzar o romper lazos afectivos, además de cómo estas personas se ven obligadas a ser excluidas, asiladas y discriminadas, principalmente, por la ignorancia, la intolerancia, y el miedo de la gente a lo desconocido, a aquello a lo que están dispuestos a enfrentarse o comprender.

Yo estaba asombrado por lo violento de la tormenta, lo rápido que se había desatado y porque en las calles que antes estaban llenas de gente, en ese momento no se veía un alma. Las ventanas de las casas estaban cerradas.
Se lo comenté.
Él se quedó serio un rato y luego dijo:
-El SIDA es como una tormenta, nadie quiere sacar la cabeza para ver qué hay afuera.

Es una historia en la que todo se ve desde el punto de vista de un niño de 11 años, que deberá dejar cosas atrás para aprender a aceptar la difícil situación de su hermano, y así poder apoyarlo y no dejarlo a un lado en esos momentos en los que lo que más se necesita es contención. Un niño de 11 años que aprende a dejar sus prejuicios atrás, pero que tiene que luchar contra los prejuicios de los otros y los obstáculos que éstos imponen para impedir que se acerque a su hermano mayor, debido a que forman parte de una sociedad en su mayoría dominada por la discriminación y la tendencia a excluir aquello que desconocen o a lo que le tienen miedo.
-Ninguna enfermedad te enseña a morir. Te enseña a vivir. A amar la vida con toda la fuerza que tengas. A mí el SIDA no me quita, me da ganas de vivir.


La lectura es sencilla, y los capítulos son muy cortos. Si alguien se leyó el libro, y al igual que yo sintieron curiosidad sobre ciertas cosas nombradas en él, le recomiendo que se de una vuelta por esta página.

En definitiva, Los Ojos del Perro Siberiano es un libro corto y sencillo pero que en sus páginas encierra una historia llena de tristeza y realismo, que por medio de estos elementos trata de enseñarnos a ser más tolerantes y menos prejuiciosos, no sólo con aquellas personas que necesitan ser comprendidas, sino con cualquier persona en general.





Y ustedes, ¿lo leyeron? ¿Les llama? 

Besotes ^^

21 comentarios:

  1. No sé si me gustaría leerlo, por lo menos en este momento, pero igual me llama la atención.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. No lo conocía pero es un libro en el que me hubiera fijado solo por su título, me parece muy llamativo y por lo que cuentas parece interesante, quizás me anime
    un beso!

    ResponderEliminar
  3. Menudo descubrimiento me haces. No había leído nada de este libro y me ha encantado lo que cuentas.
    Me lo apunto sin dudas.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Tuve el placer de leerlo para una clase... es una historia preciosa. Fantástica reseña.
    Un abrazo~

    ResponderEliminar
  5. Yo cuando leí este libro llore mucho (siempre lloro de todo) es una historia tan cruda y real, la discriminación es algo intolerable, pero ver que tu propia familia te abandona es algo espantoso, este libro me encanto, fue grandioso como te hace reflexionar y con esas frases que se te marcar a fuego en el corazón.

    Un beso muy buena reseña :D

    ResponderEliminar
  6. No lo conocía pero tiene una pinta estupenda, llama mucho la atención!
    Buena reseña!
    Besos n.n

    ResponderEliminar
  7. Me obligaron a leer este libro en la secundaria y mi profesora, que era una idiota importante, nos hizo un análisis tan idiota y frívolo como ella del libro, así que no lo recuerdo con mucho cariño xD
    Es una historia linda y muy triste, yo que soy de llorarme la vida, me la lloré ^^U
    Pero cada vez que lo leo y lo recuerdo, me trae a la mente a la idiota esa.

    Cosas de la vida jaja
    besito

    ResponderEliminar
  8. yo tamien lei este libro, y es muy bueno de hecho es uno de los primeros que lei :)

    ResponderEliminar
  9. No lo conocía, se ve muy bueno. Gracias por la reseña, me encanto.

    Besos ^^

    ResponderEliminar
  10. Lo leí para un exámen del colegio. Una historia hermosa. Creo vale la pena leerlo, a mi me gutó muchísimo. Muy buena reseña. Besos.

    ResponderEliminar
  11. Lo lei hace mucho porque una profe de literatura me lo presto y me encantó, me acuerdo que me puse a llorar y todo.
    Luego de dos años mas o menos, lo tuve que leer para el cole y ya no fue la misma impresión (habia madurado? xD) pero sigue siendo una lectura muy buena y cortita, como decis,

    Besos! :)

    ResponderEliminar
  12. En la escuela siempre lo ponen como sugerencia a leer pero nunca les dí bola xD ahora cuando volvamos, le voy a prestar más atención.
    Un beso :)

    ResponderEliminar
  13. Oh, creo que soy una de las pocas que no lo ha leido todavia. Talvez me anime, aunque con tu reseña de verdad que no lo dudo.

    Excelente!

    Besos y feliz Navidad! :)

    ResponderEliminar
  14. Leí este libro hace un par de años y la verdad me encantó. Me gustó mucho la historia, aunque es triste! Pero te hace reflexionar sobre varias cuestiones.
    La verdad me gustó mucho el título y el fragmento que hace referencia a el porque se llama asi. Ya que es algo muy cierto, no hay nada más puro que el amor y la mirada de un perro.

    ResponderEliminar
  15. Hoo shit *vale se golpea la cabeza*, despues de esos comentarios me da una verguenza increible decir que nunca habia escuchado de este libro. E N M I V I D A. :c Bueno, me has convencido. Estoy sentimental estos dias, me vendria bien este libro.

    Besitos

    ResponderEliminar
  16. Yo si la conocia, la verdad es que era obligatorio en una de mis clases, pero no me arrepiento de haberlo leido. Esuna historia muy linda y tierna, aunque si mal no recuerdo me hizo llorar mucho jajaj xD
    Besitos

    ResponderEliminar
  17. No lo conocía :)
    Pero tiene una pinta estupenda :D
    Un saludito desde Mundo paralelo

    LauNeluc

    ResponderEliminar
  18. Lo lei cuando estaba en el colegio :P es una pequeña joya, tan triste y delicado. Lo adoro

    ResponderEliminar
  19. wou, realmente se ve prometedor, es toda una joya literaria ^^

    Besos

    ResponderEliminar
  20. wooooo a mi si que me llama *3* no es la primera resena que leo que da comentarios tan halabadores!! Y mira que el libro no es nuevo.

    Tendre que anotarlo a mi lista de pendientes.

    Besos!!

    ResponderEliminar
  21. Es un libro excelente!! de esos que dejan marcas...

    ResponderEliminar