viernes, 15 de julio de 2011

Harry Potter y las Reliquias de la Muerte, Parte 2: Impresiones.



Recién me levanto. Acabo de recordar todo. Acabo de ver el final... no de una película, de una generación. De algo épico desde donde lo veas.

Si es posible resumir esta obra de arte en unas pocas palabras, no encuentro otras más indicadas que no sean:

ESPECTACULAR. MARAVILLOSA. ÉPICA. HITO HISTÓRICO. SUBLIME. GLORIOSA. TRASCENDENTAL. IMPRESIONANTE.


A lo mejor estas palabras surjan en un momento de estupefacción total de mi parte (porque en serio, estoy muy pero muy... no sé. ¿Impresionada? No, mucho más que eso. Mucho más). En serio. Ni bien empezó la peli, estaba súper nerviosa. Hubo más de un momento que dejó sin aliento; otros tantos me arrancaron unas risas; otros tantos me arrancaron el corazón; y varios arrancaron unos eufóricos aplausos entre todos los presentes en la función.

Voy a tratar de hacer un resumen de la peli sin tener en cuenta cómo me siento ahora. Voy a tratar de ser objetiva, y sin spoilers para los que aún no la vieron (pero habrá spoilers de las anteriores, sobre todo de la anterior a ésta).
Bueno, empecemos...

Todo comienza con los minutos finales de la primera parte, como para refrescar la memoria y enganchar todos los hechos que ocurren luego.

Por el final de la primera parte, sabemos que Voldemort tiene la varita de saúco. O sea, la varita mágica más poderosa existente, y una de las tres reliquias de la muerte. Él la necesita porque, como se explica también en la primera parte, las varitas de él y de Harry tienen el mismo núcleo, lo que impide que Voldemort ponga fin a la vida de nuestro querido mago. Y, bueno, la varita de saúco es la que le da poder total.

Una vez obtenida la dichosa varita, Voldemort sabe que, tarde o temprano, Harry vendrá a él, y una vez que lo mate, todos se subordinarán a él y será el único que viva para siempre.

Pero remontándonos un poco más atrás, aquella noche en el Valle de Godric, aquella noche en que los padres de Harry dieron su vida por él cuando sólo tenía un año, no sólo significó la caída temporal del Señor Oscuro. Ocurrió algo más. Algo que en esta última parte es decisivo en esta lucha entre la luz y las tinieblas... porque de ello depende vivir, o morir. Quedarse... o "volver".

Harry sigue con la búsqueda de los horrocruxes, es decir, aquellos objetos que son partes del alma de Lord Voldemort. Debe destruirlos; sólo así destruirá a Voldemort. O eso es lo que cree él al principio. Los restantes son de lo más inusuales, complicados de encontrar. El más inesperado de todos es, sin duda, el último.

En la primera parte, vimos sólo un atisbo de las muertes importantes que conllevaron el regreso de el Señor Oscuro. En esta parte, mueren otros personajes más... que sin duda quitarán el aliento a más de uno.

También hay alguna que otra parte romántica que arrancará un suspiro a más de uno ;) Pero recordemos que esta peli no es precisamente color de rosas. Hay un aura oscura presente en todo escenario casi.

Puede que alguien no sienta lo mismo, pero de algún modo me emocionó ver la gente que apoyaba a Harry, aquellos que se quedaron a su lado a pesar de que llevaba (casi) todas las de perder. Las escenas de las batallas fueron impresionantes, con unos efectos sublimes. Lamentablemente, en mi ciudad no hay cine 3D (y hay un sólo cine, que se llenó de inmediato, por supuesto); ver ESO en 3D hubiera sido lo más ;_;

También aparecen otros que nunca se fueron. Y huyen otros que siempre se quedaron. Mueren los que lo dieron todo... y también los que no dieron nada.

Algo a destacar es... Neville. En esta peli, es un auténtico héroe. Sin duda, tuvo su momento estelar. En cierta parte en cámara lenta, me oí gritar inconscientemente "¡Grande Neville!". Y no fui la única.

Otra cosa que me encantó fue conocer un poco más sobre Snape. Me conmovió mucho la historia que había tras este personaje. Una de las cosas que más me gustó de la peli, sin lugar a dudas.

Hubo muchos momentos emocionantes. En más de un momento sentía esa angustia propia que uno siente cuando trata de contener las lágrimas. Y no es para menos, ¿no? Es decir, es el final de HP, de toda una generación, de una era. De una historia que seguimos desde que éramos adolescentes (o, en mi caso, niños). Yo tengo la suerte de no haberme leído todos los libros aún, por lo que me queda aún algunas cosas más para conocer y con las que emocionarme dentro de este mundo mágico inigualable a cualquiera que haya leído.

Pero bueno; ya no tengo más pelis de HP que esperar. Pero puedo verlas una y otra vez, sin cansarme, o leer los libros, sin cansarme, y seguir experimentando esa magia y emoción que pocas historias lograron transmitirme.

Gracias Rowling, por crear esto. Espero que el día de mañana no vivas sólo de todo ese dinero que te dio este fenómeno mundial, y escribas más historias. Que sin duda tenés la varita para hacernos sentir un sin fin de emociones.









8 comentarios:

  1. Como ya he dicho muchas veces es triste que termine una cosa así como es el fenómeno Harry Potter(a pesar de que yo no crecí con él). Me alegro que te haya gustado (y lo leí muy por encima para no spoilearme xD me faltan ver pelis).
    Un besote!:)

    ResponderEliminar
  2. Todavía no la he visto!!
    Muero de ganas por ir al cine :):)

    ResponderEliminar
  3. Hay niña, ahora si te comento que no queria leer nada hasta no haberla visto, y como ahora la vi...
    Llore, rei, quede sin alma.. uf, fue terrible. Solo una cosa ¡Grande Snape! osea, ya se sabia por los libros, pero es distinto leerlo e imaginarlo que verlo asi tal cual. Fue T____T
    Bueno, solo depende de nosotros seguir con esta generacion Potter :)

    Besos

    ResponderEliminar
  4. Cande, te recomiendo encarecidamente que leas los libros. Las pelis son buenas, pero los libros atrapan y entretienen mucho ^^ Te lo digo porque yo empecé con las pelis, recién este año empecé a leerme los libros :P

    Lily, seguro que te salís del cine con un muy buen sabor de boca :)

    María, ni siquiera un hasta luego es. ¡Harry nunca se va a terminar! Es algo que ya va a quedar siempre, todo el mundo conoce su historia y sabe quién es. Y espero que así sea por muchas generaciones :)

    Uf Vale, yo no llegué todavía al 7mo libro, pero sí, me conmovió mucho la historia de Snape. Y pensé lo mismo que vos cuando veía sus recuerdos. ¡Grande Snape! Yo sabía que no eras un viejo forro y que en realidad eras bueno xDDD

    Besotes ^^

    ResponderEliminar
  5. Si, como que uno se siente culpable :S

    ResponderEliminar
  6. Que ganas ya de verla! ojala pronto la pueda ir a ver n.n
    besos

    ResponderEliminar
  7. Aun sin ver todas las peliculas anteriores, y sin los libros, esta ultima parte....me encanto, y me dejo con unas ganas inmensas de ver todas las pelis completas, pero ademas leerme toda la saga, lo cual espero hacer antes de que termine este año :)

    besos!!!

    ResponderEliminar