martes, 25 de enero de 2011

Última lectura: Mi Planta de Naranja-lima - José Mauro de Vasconcelos

Cuando se es una lectora compulsiva como yo, siempre se busca algo que leer. No sé si leyeron alguna vez este libro, ni siquiera si lo conocerán ya que es más bien un clásico de la literatura brasileña. Fue uno de los primeros libros "largos" que leí en la escuela (en ese momento yo lo catalogaba como largo porque mi vicio de leer no estaba tan desarrollado :P) y, sin ninguna duda, el mejor que leí hasta ahora.

Este libro, así de (posiblemente) sencillo como lo ven, para mí es muy especial; no sólo fue el libro que a la edad de 10 añitos me introdujo más profundamente en el mundo de la lectura, sino que también fue el primer libro (y uno de los pocos) que me hizo recorrer una montaña rusa de emociones: lloré, reí y fui invadida por una oleada de ternura al leer las travesuras y los inocentes puntos de vista de un niño precoz e inteligente.

Sinópsis:

Esta es la historia de un un niño de cinco años de vida que descubre el dolor y, de manera precoz, se convierte en un hombre. 


El protagonista de esta elogiada obra es Zezé, un brasileño de origen indígena perteneciente a una familia humilde que, cada vez que recibía un castigo, se desahogaba frente a su planta de naranja lima, un arbusto que se diferenciaba de todos los demás por tener la capacidad de hablar. 

Al principio, producto de su corta edad, este entrañable e inteligente personaje, quien parece no estar afectado por el maltrato familiar y sus duras condiciones de vida, posee un universo propio repleto de juegos y sueños. Sin embargo, a medida que pasa el tiempo y su cruel realidad se hace más evidente, deja de lado ese mundo de fantasía lleno de travesuras, aprendizajes y deseos, y toma conciencia de lo difícil que puede llegar a ser la vida de un niño pobre. A raíz de ello, su universo dejará, antes de tiempo, de tener características infantiles y se transformará en un espacio marcado por el dolor, el sufrimiento y la violencia.


Opinión personal:


Este libro simplemente me parece perfecto. Como ya leyeron más arriba, es la historia de un niño que, de repente, creció cuando conoció el dolor. Me encanta el personaje de Zezé (el propio autor, porque, por si no lo mencioné, este libro es una autobiografía de Vasconcelos); inteligente, tierno, pícaro e inocente. Un niño travieso con un gran corazón que poco a poco comprende la realidad y crudeza de la vida que le tocó vivir. Un niño que cree que Dios lo castiga porque en él siempre nace el Niño Diablo y no el Niño Dios, que poco a poco descubre que su pobreza trae consigo mucha más miseria de la que él piensa.

El resto de los personajes también tienen bastante personalidad, aunque de algunos se hable poco. Totoca, un chico que siempre quiere sacar provecho de Zezé, pero que en el fondo es bueno; Gloria, la hermana "casi señorita" de Zezé, a quien se llega a apreciar realmente a medida que transcurre la historia; Luis, el hermano menor, "El Rey", a quien Zezé le guarda un inmenso cariño; Portuga, un personaje imprescidible en la historia, a través del cual Zezé conoce la ternura.

En fin; este libro es de lectura obligatoria. No importa si te llama poco; es un libro que se termina disfrutando y que transmite un torrente de emociones profundas. Mi  calificación es, sin duda alguna y bien merecida, un 10/10.



0 comentarios:

Publicar un comentario